viernes, 17 de agosto de 2012

UN LARGO CAMINO DE INCOMPRENSIÓN


miércoles, 15 de agosto de 2012

UN LARGO CAMINO DE INCOMPRENSIÓN - 4 - DR. ESCUDERO


En su camino Fabi se encontró todo tipo de facultativos y terapeutas que de un modo u otro, le decían que lo curarían.
Por citar un solo ejemplo de los muchos que tuvo que vivir, tenemos al doctor Escudero cuya medicina se conoce como “Noesiterapia”.

Ha pasado ya bastante tiempo desde aquella visita de nuestro hijo a la consulta del Dr. Escudero y llega el momento de hablar de este eminente facultativo y de cual fue la experiencia de Fabi con este personaje.

Es el momento de explicar en el estado anímico que quedó Fabi después de su consulta fraudulenta y prepotente.
¿Practicar cirugía sin anestesia y sin que el paciente note en absoluto ningún dolor...?
No vamos a poner en duda esta técnica mental que utiliza este facultativo de la que al parecer existen incluso pruebas contundentes. 

Dicho esto, puede parecer que estemos mencionando a una especie de curandero cuando nada más lejos de la realidad y curiosamente, dos días justos después de estar nuestro hijo en su consulta, lo vimos en TV. en una entrevista que profundizaba sobre la medicina que practicaba.
Brillante cirujano con numerosos reconocimientos y que aparece en revistas de medicinas alternativas como algo excepcional y puede que lo sea en cuanto a la cirugía que practica en la que existen grandes logros sin duda alguna.
   Entonces... ¿Cual es el motivo de nuestra queja de este brillante doctor...?

   Generar falsas esperanzas (o cuanto menos inciertas...) a personas enfermas.

Debe ocurrir que con la fibromialgia debió ver un filón por lo desatendidos que están, y se le ocurrió decir que podía curarla.

Cuando Fabi pidió hora a su consulta su primera exigencia era que tenía que comprar un libro escrito por él, además de un CD en el que una parte era una relajación con su voz y la otra, unas grabaciones musicales de relajación.

Todo eso ya le costó 30 euros y a esto había que añadirle otros 300 que costaba una única visita. Si, una sola... con ello era suficiente para este prodigio de la medicina y además en unos breves quince minutos.
El mencionado libro hace referencia al amor de Dios y de Jesucristo pero que yo sepa, este nunca cobró lo que este individuo ni tenía una espléndida mansión con jardín ni fue prepotente ni otras muchas cosas más reprochables que ostentaba este brillante doctor.
En su libro, aseguraba que tener fe era de vital importancia para lograr la curación y eso provocó dudas a Fabi el cual le preguntó sobre ese tema y este le contestó que aunque no la tuviera daba igual y que igualmente sanaría si hacía todo lo que le había indicado para lograr un control absoluto a través de algo así como órdenes mentales de su cerebro.
Cuando nuestro hijo comenzó a llamarle para decirle que los dolores no remitían, este le censuraba, entre otras cosas, su falta de fe en ello porqué claro, no podía ser de otra manera de lo contrario, tendría que reconocer que no era capaz de curar la fibromialgia y eso no podía ser, porqué él lo curaba todo y nada podía resistírsele a un superhombre con numerosos galardones y reconocimientos internacionales.
¡Cuantas contradicciones...!
El caso es que a Fabi le duró poco su entusiasmo o más bien, la sugestión mental en la que este le introdujo a los pocos días, los dolores fueron ganando terreno de nuevo hasta dominarlo por completo.
¿Pero, realmente le habían remitido los dolores...?
Todos los que padecen esta enfermedad saben de las oscilaciones que puede tener y ahora pareces estar bien y a los diez minutos caes en picado; hoy hace un día espléndido y no te duele nada (o al menos los dolores son más suaves...) y mañana con la entrada de una borrasca, la humedad te incrusta en la cama con tremendos dolores incapacitantes.
Cuando compruebas que en su libro habla de muchas enfermedades y que tan solo dedica un par de líneas a la fibromialgia te hace no ya dudar, lo cual implicaría alguna posibilidad de que tuviera algún conocimiento sobre la misma.

Cuando conoces a otra persona también con FM y que acudió a su consulta y tampoco obtuvo ningún resultado positivo, te das cuenta que Fabi no era el único que quedó sumido en la desesperanza después de someterse a su "tratamiento".
No existían dudas en esta reflexión. Este hombre no tenía ni la más remota idea de lo que era esta enfermedad.
Fabián a pesar de sus dudas crecientes sobre este individuo, siguió fielmente todos los pasos indicados por este facultativo y realizaba a diario cuentos ejercicios le indicó y escuchaba previamente los CD. de relajación y de cuantas explicaciones facilitaba sobre elementos importantes que debía acompañar con los mismos pero no conseguía en absoluto dominar sus dolencias.
  - “mi cuerpo se encuentra en perfecto estado de salud...”


Es vergonzoso que las autoridades permitan que individuos como estos se enriquezcan a base de engañar a personas enfermas y se anuncien en sus Web tan tranquilamente sin que absolutamente nadie les moleste.

Este fue un engaño más entre muchos...
Dr. Escudero, le agradeceremos que no haga creer a estas personas que usted puede curarlas porque no es cierto y esa ilusión que genera, crea una enorme frustración a estas personas.
Hasta el día de hoy, nadie puede curar estas enfermedades y mucho menos, en una visita de quince minutos.
Dedíquese a operar sin anestesia y deje a los enfermos de FM en paz. Deje de engañarlos, aunque para ello, deje de ingresar más beneficios en su cuenta corriente.
Se lo agradeceremos profundamente.

Entradas populares

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.