miércoles, 27 de octubre de 2010

Un 80% de fibromialgias se deben a intolerancias alimentarias e infecciones víricas, según experto.


Un 80 por ciento de las fibromialgias se deben a intolerancia a la lactosa y a infecciones crónicas por el virus Epstein Bar, según una estimación recogida en el libro 'Manual de Fibromialgia. Nuevas aportaciones', elaborado por el doctor José Rodríguez Moyano a partir de su experiencia durante más de 15 años con pacientes que sufren esta enfermedad.
Según Rodríguez Moyano, quien hace unos años publicó en la revista médica 'Medicina Biológica' un estudio clínico sobre esta enfermedad, los síntomas varían según la causa, motivo por el que es necesario realizar pruebas diagnósticas.
"Los pacientes con síndrome fibromiálgico originado por la intolerancia a la lactosa suelen padecer diarrea, meteorismo, cefaleas, cansancio, etc. Sin embargo, quienes su síndrome está motivado por infecciones bacterianas o virales también suelen sufrir faringitis crónica, dolores cervicales, sensación de febrícula", explica.
Asimismo, afirma que "patologías de origen tóxico, infeccioso y alimentario que no son diagnosticadas y tratadas a tiempo pueden derivar en un síndrome fibromiálgico".
Este manual destaca que, aproximadamente, un millón y medio de españoles podrían sufrir fibromialgia, un síndrome que cursa con dolores articulares, musculares y tendinosos generalizados, cansancio, fatiga, rigidez matutina, cefaleas, mareos y trastornos en la región genitourinaria, intestinal y faringea.
Además, son frecuentes las alteraciones psíquicas como la ansiedad y depresión, y es más frecuente en la mujer y en el adulto, aunque no exclusivo, destaca este experto.
Por otra parte, recuerda que se trata de una enfermedad difícil de diagnosticar, por lo que los pacientes a menudo pasan años sin ser conocer el motivo de sus dolores, los cuales palian a base de analgésicos y antiinflamatorios, que "reducen los síntomas pero no solucionan el origen".
Por eso este especialista aboga por identificar la causa de los síntomas y utilizar medicamentos de origen natural, como la homeopatía compuesta o medicina biorreguladora, que depura el organismo de toxinas y actúa en el sistema inmune frente al dolor y la inflamación así como la medicina manual que corrige y armoniza los problemas estructurales u óseos.
AMALGAMA E INTOLERANCIA
Entre otros motivos, señala el depósito y toxemia del mercurio procedente de las amalgamas metálicas en el organismo como una posible causa de fibromialgia.
"Según hemos podido comprobar, si las amalgamas de plata-mercurio tienen más de diez años y el proceso de aleación ha sido incorrecto pueden provocar el síndrome fibromiálgico en algunos pacientes", comenta el experto. En estos casos se recomienda su sustitución por resinas, cerámicas y un tratamiento de detoxificación y drenaje.
Otro motivo frecuente de fibromialgia que suele pasar desapercibido es la intolerancia alimentaria, señalando sobre todo a aquellos que forman parte del grupo de las proteínas lácteas, seguido de la harina de trigo, el huevo, algunas carnes y pescados, concluía esta sociedad científica.
"Es extraño que no se solicite con más frecuencia la prueba de la intolerancia a la lactosa, tan importante y tan fácil de realizar", resalta el doctor Rodríguez Moyano, quien añade que "la retirada de los lácteos de la dieta y una terapia de detoxificación consiguen mejorar los síntomas en poco tiempo".
Otras posibles causas que deben de ser determinadas son la presencia de toxinas bacterianas (estreptocócicas) y la contaminación por ingesta de tóxicos ambientales, como los pesticidas.
"Se piensa en un síndrome fibromiálgico por intoxicación de organofosforados cuando el enfermo trabaja por ejemplo en el cultivo bajo plásticos, donde se utilizan frecuentemente plaguicidas", señala, "aunque se necesitan realizar análisis clínicos para determinarlo".
Fuente: europapress.es
-

Enlace Guia fibromialgia

http://www.guiafibromialgia.com
Aqui encontrareis una guia de ejercicios y mas.

sábado, 2 de octubre de 2010

Diferencias entre fibromialgia y síndrome de fatigacrónica / Grupo espondilitis.eu

Diferencias entre fibromialgia y síndrome de fatiga crónica /Grupo espondilitis.eu
Quieres saber todas las diferencias que existen entre lafibromialgia y síndrome de fatiga crónica así como los aspectos que tienen en común entre ellas? Muchas personas creen que estamos hablando de la misma enfermedad pero aquí verás las diferencias.
El síndrome de la fibromialgia y síndrome de fatiga crónica tienen semejanza en sus síntomas, pero no son iguales, lo que sí podemos decir que son enfermedades limitantes y quien las padece sufre muchísimo en varios aspectos, tanto física como psicológicamente, y todo unido nos dará un cuadro limitante dedifícil solución, pero no imposible.
Vamos a ver qué diferencias hay entre las dos patologías para poder reconocerlas y no confundirlas.
Qué es el síndrome de fatiga crónica
El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una afección que produce cansancio excesivo y prolongado.Actualmente se desconoce la causa específica de la enfermedad, aunque se sospecha que puede ser causado por un virus. Hay dos clases de virus que podrían estar implicados en el síndrome de fatiga crónica.
El primero es el virus Epstein-Barr (VEB), este virus es muy común en los humanos, la infección afecta a mucosas como los ojos, boca, vía respiratoria, genitales y ano.
El segundo es el virus herpes tipo 6, (HHV-6), la infección de este virus en la infancia suele ser asintomática, es una enfermedad muy común en niños, en adultos la infección suele ser más complicada causando en algunos casos hepatitis o encefalitis.
En cualquier caso estos dos virus son los relacionados con el síndrome de fatiga crónica, pero sin ser determinantes en la enfermedad ya que no se ha demostrado que sean la causa.
Están en estudio, sin determinar, varias causas también relacionadas con el síndrome de fatiga crónica como pueden ser:
- Respuesta autoinmune ante el virus.
- Edad.
- Estrés.
- Genética.
Los síntomas del síndrome de fatiga crónica
Fatiga o cansancio (después del reposo).
Fatiga que limita las actividades comunes de cada día.
Fatiga que dura más de 24 horas después de hacer ejercicio.
Fatiga que empeora con actividad intelectual y física.
- Sensación de pesadez en brazos y piernas.
- Dolor de cabeza.
- Febrícula.
- Dolor de garganta.
- Hipotensión.
- Dificultad para pensar con claridad.
- Falta de memoria.
- Falta de concentración y de atención.
- Insomnio.
- Irritabilidad.
Depresión.
- Adenopatías (inflamación ganglios linfáticos).
Qué es la fibromialgia
La fibromialgia es una enfermedad reumática crónica, no sedetecta mediante radiografía o análisis, las personas que sufren esta enfermedad no tienen síntomas visibles, pero sufren otros síntomas relacionados con la enfermedad.
Las causas específicas sobre la aparición de la fibromialgia no se conocen hoy en día, se han realizado varios estudios sobre la enfermedad pero no puededecir la causa concreta que puedeprovocar la fibromialgia.
Lo poco que puededecir los estudios realizados en enfermos defibromialgia es que puede venir por una deficiencia del umbral del dolor, es decir, a nivel cerebral se ven diferencias entre un enfermo de fibromialgia y una persona sana en la actividad cerebral y flujo sanguíneo ante un estímulo doloroso.
Hay una excitabilidad neuronal superior en aquellas neuronas que transmiten la señal dolorosa al cerebro en personas que padecenfibromialgias con respecto a las personas sanas.
Otros estudios realizados dicen que puede ser causa genética, otros lo asocian a personas que han sufrido psicológicamente yfísicamente mucho a lo largo de su vida.
Lo que sí queda claro es que el dolor se localiza en 18 puntos diferentes y que no es siempre en el mismo lugar y con la misma frecuencia, es decir, no tiene la misma intensidad de un día para otro ni el mismo lugar o punto de dolor.
Síntomas de la fibromialgia
Los más importantes son el dolor y el agotamiento, pero hayuna cantidad de síntomas asociados y relacionados con lafibromialgia y estos son:
- Rigidez corporal al levantarse, estar sentado mucho tiempo o inmóvil durante rato.
- Aumento de dolor de cabeza y cara.
- Trastornos del sueño.
Depresión.
- Lentitud mental.
- Problemas intestinales (síndrome colon irritable).
- Parestesias (entumecimiento y hormigueo en manos y pies).
Desequilibrio.
- Ansiedad.
- Hipersensibilidad (luz, sonido, olores).
- Dolor articular volátil (no siempre en la misma parte del cuerpo).
Qué tienen en común la fibromialgia y síndrome de fatigacrónica
Las personas que padecen fibromialgia o Síndrome de fatigacrónica suelen tener síntomas comunes como:
- Insomnio.
- Dolores de cabeza.
- Incidencia superior en mujeres que en hombres.
Depresión.
- Cansancio.
- Dificultad para pensar (lentitud mental).
- Dolor en las articulaciones.
En qué se diferencian la fibromialgia y síndrome de fatigacrónica
Aunque el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia parecen iguales, hay unas diferencias notables, estas son: Fibromialgia
- Edad inicio 45-55 años.
- Mejora con ejercicio.
Fatiga no extenuante
- No hay fiebre.
- Adenopatías no forman parte del diagnóstico
- No cursa con dolor garganta.
- No agotamiento al hablar.
Fatiga se alivia con el sueño
Fatiga cronica
- Edad inicio 29-35 años.
- Empeora con ejercicio.
Fatiga extenuante.
- Puede causar fiebre.
- Adenopatías forman parte del diagnóstico.
- Cursa con dolor garganta.
- Agotamiento al hablar.
Fatiga que no se alivia.
¿Podemos padecer ambas enfermedades?
Sí podemos padecer fibromialgia y síndrome de fatiga crónica a la vez, sobre todo la fatiga crónica suele ser la primera fase de lafibromialgia causando extrema fatiga, aunque son enfermedadesde carácter limitante tanto física como mentalmente hayesperanza de recuperación, no debemos desanimarnos, ser constantes sobre los tratamientos que el médico nos diga y sobretodo mirar al futuro con optimismo ya que el estado de ánimo en estas enfermedades juegan un papel importantísimo.
Fuente: enbuenasmanos.com

ELECTROSENSIBILIDAD.- 15 consejos para evitar la exposición a los CEM en su cuerpo y el hogar (Julie Genser, fundadora de Planet Thrive)

05 septiembre 2010

ELECTROSENSIBILIDAD.- 15 consejos para evitar la exposición a los CEM en su cuerpo y el hogar (Julie Genser, fundadora de Planet Thrive)

(Antenas de telefonía camufladas en árboles artificiales)

REDUCIR LA FRECUENCIA DE LA EXPOSICIÓN ELECTROMAGNÉTICA PUEDE MEJORAR SU SALUD. CONSEJOS PARA EL CUERPO Y EL HOGAR(Reducing electromagnetic frequency exposure may improve your health. Tips for body and home)

Traducción, corchetes con notas, enlaces, anexo: Mi Estrella de Mar

En septiembre de 2007, tanto la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) -1- como Alemania -2- aconsejaron a sus ciudadanos que evitaran el uso del WiFi y de los teléfonos móviles hasta que hubiera más estudios al respecto a largo plazo, y citaron para ello su temor acerca de que el uso continuo de la tecnología inalámbrica se convirtiera en el próximo desastre de salud pública, al mismo nivel que el consumo de tabaco, el asbesto y el plomo del gas de los automóviles (como informó el Grupo de Trabajo deBioInitiative -3-).

Por su parte, el Knesset [parlamento] de Israel recientemente prohibió la colocación de antenas de telefonía en edificios vecinales -4-; mientras que, según el Canadian Underwriter [revista de seguros canadiense], el Lloyd’s de Londres [compañía de seguros inglesa] se está "preparando para su próxima gran demanda por responsabilidad: daños y perjuicios personales por uso de la tecnología de los teléfonos móviles" -5-.

Conocido por algunos como "electro-niebla", el peligro de la radiación magnética, eléctrica, de radio (microondas), tomas de tierra, y de alta frecuencia es prácticamente invisible hasta que el daño mayor está hecho (existe un mayor riesgo de tumores cerebrales en usuarios de teléfono móvil a largo plazo -6-). A esta preocupación, se añaden los efectos desconocidos de las frecuencias electromagnéticas (CEMs) sobre los más vulnerables: niños, bebés, ancianos y enfermos.

Todos por igual son envueltos por la invisible electro-tormenta de losBlackberry [teléfonos inteligentes –smartphones- con Internet], teléfonos móviles, Game Boys, teléfonos inalámbricos, y WiFis de hoy en día (por no mencionar neveras, aparatos de aire acondicionado, calentadores eléctricos, lavaplatos, hornos microondas y otros grandes electrodomésticos que pueden encontrarse en casi cualquier hogar).

Actualmente, sólo en América hay más de 210.000 torres de telefonía suministrando el 81% de la penetración inalámbrica -7-, y en la Tierra apenas existe un lugar habitable al que no haya llegado este tipo de frecuencias.

Pero pregunte a los que se han convertido en "eléctricamente sensibles" (ES), personas que experimentan una amplia gama de síntomas con la exposición a niveles incluso bajos de radiaciones CEM, y que a causa de ello les es difícil encontrar un lugar donde vivir sin peligro, dentro de nuestra era inalámbrica. Sussíntomas pueden variar desde los incómodos (dolores de cabeza, sensación de abrasamiento, hormigueo) y debilitantes ("niebla mental" grave, arritmias, migrañas, depresión grave, insomnio crónico) hasta aquellos que ponen en riesgo su vida (convulsiones, ataques de corazón).

Muchos EM surgieron siendo trabajadores sanos que estaban expuestos a exposiciones agudas y crónicas de radiación eléctrica (algunos trabajando directamente en electrónica y ordenadores; otros en oficinas, negocios o centros educativos normales). Se convirtieron en eléctricamente sensibles sin apenas previo aviso. El mensaje que esto transmite es que usted podría ser el próximo.

Hayley Robinson (*), "personalidad tipo A" [**] de 41 años que pasó 15 años de su vida laboral en oficinas de Nueva York, al respecto aconseja "utilizar lo mínimo el teléfono móvil y el inalámbrico y cuidar su salud general comiendo orgánico, durmiendo ocho horas al día, bebiendo mucha agua filtrada, haciendo ejercicio de forma regular y pasando tiempo en la naturaleza de modo habitual. Porque cada vez estamos expuestos a una mayor cantidad de toxinas invisibles, desde sustancias químicas y metales pesados a electro-niebla. Nos hemos convertido, a nuestro pesar y de forma involuntaria, en conejillos de indias del mayor experimento de todos los tiempos. Téngalo en cuenta antes de que sea demasiado tarde para usted y su familia”. Hayley pasó muchos años frente al ordenador y ahora se encuentra tan afectada que no puede acercarse a los hornos microondas, aparatos de aire acondicionado, teléfonos móviles o aeropuertos, sin experimentar ante ellos angustiosos síntomas cardiacos y neurológicos. (*) seudónimo [**] imaginamos que es un término empleado desde la ironía, dada la frecuencia con que la Historia de la Medicina emplea la argumentación de "somatización basada en rasgos de personalidad” elevados a categoría de “patológicos” -sobretodo del tipo A-, para culpabilizar al enfermo de lo que aún no entiende.

Pero no es sólo el impacto de los CEM en su salud y la de sus hijos y sus mascotas, sino también en la de la Tierra como un todo; como el provocado por nuestro uso excesivo de la electricidad, que contribuye en gran medida a la contaminación a partir de las plantas de carbón que la genera.

Es por todo ello, que las personas juiciosas deben tener en cuenta las advertencias de los eléctricamente sensibles para reducir la radiación CEM de sus hogares mediante un diseño saludable y la disminución de su dependencia a los aparatos eléctricos. Es en esta línea, que se muestra a continuación un excelente punto de arranque en forma de lista abreviada de consejos sobre construcción y estilo de vida, basados en una encuesta que hice a personas con sensibilidad eléctrica grave -8-.


15 MANERAS DE REDUCIR LAS RADIACIONES CEM DE SU HOGAR Y DE SU VIDA DE INMEDIATO 
(15 ways to reduce EMF radiation in your home and life right now

ELECTROSENSIBILIDAD.- 15 maneras de reducir las radiaciones CEM (traducc. y notas: Mi Estrella de Mar)

01.- Levántese con el sol y váyase a la cama temprano, paraaprovechar al máximo la luz del día y evitar el uso de la iluminación artificial cuando sea posible.

02.- Realice los trabajos del hogar de forma manual, si hay posibilidad de ello (no use la electricidad por comodidad o para ahorrar tiempo. Por ejemplo, utilice el exprimidor manual; la licuadora manual: y la escoba o la fregona, en vez de la aspiradora). Utilice cualquier modo que tenga a su alcance para hacer ejercicio y mantenerse en forma, sin necesidad de ir al gimnasio o salir de casa.

03.- Mantenga su sistema inmunológico reforzado, con una dieta orgánica rica en nutrientes, 8 horas de sueño, ejercicio moderado, mucho aire fresco y sol.

04.- Lleve un modo de vida sin químicos para reducir su carga corporal de toxinas. Para ello, sustituya todos los productos de limpieza del hogar y de cuidado personal por versiones sin químicos tóxicos, lleve ropa orgánica, utilice ropa de cama orgánica, etc.

05.- Use zapatos con suela hecha de materiales naturales (como el cuero sin teñir), camine descalzo por la playa o la tierra, o abrace a un árbol. Todo son cosas que pueden ayudarle a descargar el exceso de CEMs a tierra y conectar su cuerpo.

06.- Desenchufe los aparatos eléctricos, cuando no los utilice.

07.- Mantenga su dormitorio libre de aparatos eléctricos, especialmente cerca de su cabeza mientras duerme. Use un reloj-despertador a pilas, no uno eléctrico. Desenchufe las lámparas.

08.- Recuerde que paredes, suelos y techos no obstaculizan los CEMs, cuando esté colocando sus muebles.

09.- Sustituya los dispositivos Dimmer[que varían la intensidad de la luz regulando su voltaje] por interruptores normales, para eliminar la radiación de alta frecuencia o "electricidad sucia" que pueda ocultarse en el cableado eléctrico de su casa.

10.- Evite la iluminación fluorescente y la halógena de bajo voltaje (incluida la actualmente popular iluminación fluorescente compacta de eficiencia energética). La luz fluorescente se ha demostrado que causa migrañas -10- y además contiene mercurio, material peligroso que puede crear grandes problemas de salud y medioambientales.

11.- Evite el uso de aparatos con varias velocidades, como ventiladores, calentadores, lavadoras de carga frontal y algunos hornos.

12.- Evite el uso de hornos microondas, secadores de pelo, cepillos de dientes eléctricos, mantas eléctricas, colchonetas de calor, monitores de bebés, y otros productos eléctricos.

13.- 
No compre teléfonos inalámbricos DECT [tecnología estándar para inalámbricos cuyo radio alcanza de 25 a 100 metros], porque emiten una señal electromagnética constante, incluso sin utilizarGuarde los teléfonos móviles para emergencias y use líneas de cable siempre que le sea posible. Asegúrese de tenerlosapagados cuando no estén en uso, y evite utilizarlos dentro de vehículos. Cuando use teléfonos móviles utilice “air tubes”[auriculares para reducir los campos electromagnéticos] y dispositivos de protección adecuados (en RFSafe.com y LessEMF.com puede ver productos disponibles). Mantenga loscargadores de móviles desconectados, cuando no los utilice.

14.- Use pantallas de televisión y de ordenadores de LCD, evite los televisores de plasma. Utilice el ordenador lo mínimo y desconéctelo cuando no lo use.

15.- Evite áreas con redes inalámbricas (WiFi): cafés con Internet, aeropuertos, etc.

Y además, si está valorando comprar o construir su casa:

-Asegúrese de que esté ubicada al menos a 5 millas [unos 8,5 Km.] de la torre de telefonía móvil o microondas, línea de alta tensión, y transmisores de televisión y radio más cercanos. Compruebe el emplazamiento de torres futuras así como las ya existentes.

-Diseñe su hogar con la mayor cantidad de luz natural posible, para depender menos de la luz artificial.

-Para una mayor protección de las ondas de teléfonos móviles y de radio, use revestimientos de baja emisividad [aislante térmico]en las ventanas -8-.

-Ubique el cuadro de luces, los inversores solares (si está utilizando energía solar), la secadora de la ropa, el calentador de agua, y cualquier otro aparato eléctrico de grandes dimensiones, al menos a 20 pies [unos 6,5 metros] del salón y el dormitorio.

-El trayecto de los circuitos del ordenador y de otros aparatos electrónicos debe mantenerse lejos de zonas críticas como el dormitorio. Provea un circuito exclusivo para la nevera, con el fin de que por la noche, si lo desea, pueda apagar los interruptores de los demás aparatos, excepto el del frigorífico -8-.

Para encontrar productos relacionados con los CEM, algunos recursos de utilidad son:
 LessEMF.comRFSafe.com y CutCat.com.

Consejos redactados en base a los artículos 8 y 9 de la bibliografía de este artículo [N. de T. En la actualidad no se encuentran en red].

FIBROMIALGIA: ¿ES ÚTIL EL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO?

El Comprimido nº 16, marzo de 2009
1
FIBROMIALGIA:
¿ES ÚTIL EL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO?
La fibromialgia se ha convertido en un tema frecuente de debate, incluso en los
medios de información no sanitarios, debido a su alta prevalencia -cercana al 2%
en la población española1-, a las dificultades que ocasiona su manejo terapéutico y
al coste de la atención médica y de las incapacidades laborales asociadas.
Según los criterios del American College of Rheumatology, las dos características
que definen la fibromialgia son la presencia de dolor generalizado de más de tres
meses de duración y una sensibilidad anormal a la presión digital en varias zonas
típicas del cuerpo.2 Además, son frecuentes otros síntomas como fatiga, insomnio,
ansiedad y depresión.
Su etiología es desconocida aunque, sin duda, se trata de un proceso multifactorial.
La hipótesis más aceptada es la existencia de un trastorno de la percepción,
transmisión y modulación del dolor, de origen central, con un descenso del umbral
del dolor y mala adaptación al ejercicio.3 No se ha detectado ninguna alteración
orgánica que explique este trastorno y existe la posibilidad de una relación directa
entre la fibromialgia, los problemas de tipo emocional y la patología psiquiátrica.
ABORDAJE TERAPÉUTICO DE LA FIBROMIALGIA
El objetivo terapéutico en la fibromialgia es disminuir la intensidad de los síntomas
(dolor, fatiga, depresión, insomnio) y mejorar la capacidad funcional y la calidad de
vida de los pacientes. Este abordaje es complejo y obliga a utilizar estrategias
múltiples en las que se combinan el tratamiento farmacológico y no farmacológico.4
No existe un criterio unánime sobre cómo tratar la fibromialgia, y las
recomendaciones disponibles provienen de las opiniones de comités de expertos.5,6
Se considera primordial la educación e información de los pacientes, la realización
de ejercicio físico adecuado, la terapia psicológica, y un tratamiento farmacológico
dirigido a aliviar la sintomatología predominante.4
Respecto a la terapia farmacológica, la dificultad para seleccionar el medicamento
adecuado radica en que los estudios se han realizado siempre frente a placebo y
presentan, en general, otras limitaciones, como un escaso número de pacientes,
una corta duración de la intervención o un deficiente registro de los efectos
adversos. A ello se añade la ausencia de herramientas adecuadas para medir su
eficacia clínica, dado que la mayor parte de ellas no se han validado en la
fibromialgia.7
¿QUÉ FARMACOS HAN DEMOSTRADO EFICACIA EN EL TRATAMIENTO DE LA
FIBROMIALGIA?
A pesar de las deficiencias de los estudios, los fármacos que han obtenido mejores
resultados son aquellos que actúan sobre el sistema nervioso central. Así, aunque
estos medicamentos se etiqueten como antidepresivos, relajantes musculares o
antiepilépicos, su mecanismo de acción sobre diferentes neurotransmisores
(serotonina, noradrenalina o sustancia P) -que actúan en la transmisión y
modulación del dolor- es lo que parece hacerlos efectivos en esta patología.6
El Comprimido nº 16, marzo de 2009
2
Si hay dolor… lo más lógico sería empezar por un analgésico
Sin embargo, no hay evidencia de que el paracetamol o los AINE sean eficaces en
el control del dolor de la fibromialgia.7,8 Parece razonable utilizar paracetamol como
analgésico inicial, por su aceptable balance beneficio/riesgo y porque es el primer
escalón analgésico recomendado en la mayoría de síndromes dolorosos.5,6 Los AINE
no deberían emplearse de forma generalizada en el tratamiento de esta
enfermedad, debido a su peor perfil de seguridad.
Tramadol dispone de ensayos clínicos en los que muestra eficacia como analgésico
en la fibromialgia, tanto en monoterapia (50-100 mg c/6 horas, sin sobrepasar los
400 mg/día)9, como asociado a paracetamol. En un ensayo clínico de tres meses de
duración, la combinación de tramadol más paracetamol (37,5/325 mg),
administrado hasta 4 veces al día, resultó más eficaz que placebo: el grupo que
recibió tratamiento activo presentó una menor tasa de interrupción prematura del
tratamiento y una modesta mejoría en el dolor.10
El resto de opioides no deben utilizarse como analgésicos en la fibromialgia, ya que
carecemos de pruebas acerca de su beneficio.4,8
Gabapentina y pregabalina: dos antiepilépticos para el dolor neuropático
Tanto gabapentina como pregabalina disponen de ensayos en el tratamiento del
dolor asociado a la fibromialgia; no así carbamazepina, el otro antiepiléptico
empleado en el dolor neuropático. Ninguno de los dos fármacos ha demostrado
eficacia en el tratamiento de los síntomas depresivos.
Gabapentina se investigó, a dosis de 1.200-2.400 mg diarios, en un ensayo frente a
placebo, de 12 semanas de duración, que incluía 150 pacientes con fibromialgia: el
fármaco redujo el dolor respecto a placebo; también presentó como resultado una
mejoría de la calidad del sueño.11
Pregabalina dispone de numerosos ensayos, publicados o en curso, que evalúan su
eficacia en la fibromialgia. En un primer ensayo, con 529 pacientes -
mayoritariamente mujeres- y de 8 semanas de duración, pregabalina, a dosis de
450 mg diarios, disminuyó ligeramente el dolor frente a placebo, y mejoró la
calidad del sueño y la fatiga.12 Otros dos ensayos, de 13 y 14 semanas de duración
y similares características, obtienen parecidos resultados con pregabalina a dosis de
300-600 mg diarios.13,14
Finalmente, en un ensayo de 6 meses, con pacientes respondedores a pregabalina,
se midió el mantenimiento del efecto analgésico del fármaco frente a placebo: al
final del estudio, el porcentaje de pacientes que presentaron una pérdida de
respuesta terapéutica, fue menor en el grupo que recibió pregabalina (32% vs.
61%).15
Glucocorticoides: en general, no utilizar en la fibromialgia
El tratamiento sistémico con glucocorticoides no tiene utilidad en el tratamiento de
la fibromialgia. Únicamente aquellos casos que presenten alguna región
especialmente sensible al dolor podrían beneficiarse de la infiltración local con una
mezcla de anestésico y glucocorticoide.6
Antidepresivos: un campo de investigación clínica
Se han publicado varias revisiones sistemáticas que evalúan la eficacia de los
antidepresivos tricíclicos.16,17 En todas ellas, amitriptilina a dosis de 25-50 mg/día,
se mostró superior que placebo en la mejoría de la calidad de sueño -acompañada
El Comprimido nº 16, marzo de 2009
3
de una disminución de la sensación de fatiga-, el control del dolor y la reducción del
número de puntos dolorosos, aunque el beneficio se consiguió sólo en un tercio de
los pacientes. No existen datos que avalen la eficacia del tratamiento a medio o
largo plazo.
En lo que respecta a los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina
(ISRS), el tratamiento con fluoxetina (20-60 mg/día), paroxetina (20-60 mg/día) y
sertralina (50 mg/día), parece tener efectos beneficiosos en algunos pacientes con
fibromialgia. En las revisiones sistemáticas, se puso de manifiesto una mejoría en
los aspectos de dolor, insomnio, fatiga y depresión.16,17 Sin embargo, los resultados
de algunos de los ensayos clínicos realizados con los ISRS no fueron coincidentes,
por lo que únicamente se aconseja su utilización en aquellos casos que presentan
síntomas depresivos o trastorno depresivo asociado.7
Recientemente se han publicado varios ensayos clínicos que investigan la eficacia
de duloxetina en el tratamiento de la fibromialgia. En el primer ensayo, frente a
placebo y de 12 semanas de duración, duloxetina a dosis de 60-120 mg/día no
proporcionó mejoría en el dolor, en una población de 104 mujeres y hombres con
fibromialgia.18 Por el contrario, en un ensayo posterior con 354 mujeres, también
de 12 semanas de duración, duloxetina, a idénticas dosis, consiguió una modesta
mejoría en el dolor frente a placebo.19
Por último, en un reciente ensayo frente a placebo, en el que se mide la eficacia y
seguridad de 60-120 mg diarios de duloxetina a los 6 meses de tratamiento, en
520 pacientes, se ha observado una mejoría en el dolor y en la escala de calidad de
vida PGI-I.20
Una particularidad de los estudios con duloxetina es que incluyen una proporción
considerable de pacientes con depresión mayor asociada, de manera análoga a lo
que ocurre en la población real de pacientes con fibromialgia. En todos ellos, la
eficacia fue independiente de la presencia o no de depresión.
A pesar de que duloxetina dispone de ensayos clínicos específicamente diseñados
para el tratamiento de la fibromialgia, la EMEA rechazó en octubre de 2008 la
solicitud de autorización de esta indicación, por considerar que los beneficios para
el paciente -demasiado modestos como para considerarse relevantes- no son
mayores que los riesgos que puede ocasionar.21
Un relajante muscular con una modesta evidencia: ciclobenzaprina
Ciclobenzaprina es un relajante muscular con unas características farmacológicas
similares a la amitriptilina. En un metanálisis de ensayos clínicos frente a placebo,
con 312 pacientes y una duración media de 6 semanas, se puso de manifiesto su
eficacia -a dosis de 10-30 mg/día- en la mejoría de la calidad del sueño y en el
control del dolor a las 4 semanas de tratamiento, aunque sin mejoría sobre la fatiga
ni los puntos dolorosos.22
Ansiolíticos y fibromialgia
Los resultados de los estudios con alprazolam o diazepam en fibromialgia, sugieren
una mejoría a corto plazo en la calidad del sueño, pero sin eficacia analgésica.
También hay estudios en los que zopiclona y zolpidem muestran eficacia en la
mejora del sueño y tal vez de la fatiga. Estos fármacos pueden ser beneficiosos en
aquellos pacientes con síntomas claros de ansiedad.
El Comprimido nº 16, marzo de 2009
4
Tabla 1: fármacos que disponen de estudios con resultados favorables en fibromialgia
(adaptada de 8).
Fármaco Posología Beneficio*
Amitriptilina 25-50 mg al acostarse Dolor, sueño, fatiga, puntos
dolorosos
Ciclobenzaprina 10-30 mg al acostarse Dolor, sueño
Fluoxetina 20-60 mg al acostarse Depresión, dolor, sueño, fatiga
Duloxetina 60 mg c/12h-24h Dolor
Gabapentina 1.200-2.400/día Dolor, sueño
Pregabalina 100-200 mg c/8h Dolor, sueño, fatiga
Tramadol ± paracetamol 200-300 mg/día (tramadol) Dolor
*Síntomas que presentan una mejoría estadísticamente significativa en los ensayos
clínicos.
RECOMENDACIONES
El tratamiento del paciente con fibromialgia debe ser individualizado, empleando
únicamente aquellos fármacos que hayan demostrado eficacia en el tratamiento de
los síntomas predominantes.
Inicialmente, parece razonable utilizar paracetamol como analgésico. En caso de no
resultar efectivo, amitriptilina a dosis de 25-50 mg al acostarse es el fármaco de
elección. Se aconseja iniciar el tratamiento con una dosis de 10 mg, aumentando
progresivamente -según tolerancia- hasta alcanzar la dosis plena. Si no es efectiva
en unas pocas semanas, no debe insistirse en su uso.
En algunos casos puede ser útil emplear ciclobenzaprina a dosis de 10-30 mg al
acostarse, y en pacientes con dolor generalizado como único síntoma, puede ser
eficaz el tramadol.
Cuando existe una sintomatología depresiva relevante, se recomienda el
tratamiento con uno de los ISRS que hayan demostrado eficacia en fibromialgia.
Los pacientes que no respondan a analgésicos, relajantes musculares o
antidepresivos pueden ser tratados, como última alternativa, con gabapentina o
pregabalina.
La falta de respuesta a un medicamento indica la necesidad de probar o añadir
otro. Dado que la respuesta terapéutica no suele ser duradera, el tratamiento
farmacológico de la fibromialgia requiere una revisión periódica y una posible
rotación de fármacos. Por otra parte, aunque no hay evidencia a favor de las
asociaciones, la mayoría de los pacientes presentan numerosos síntomas y
precisarán de tratamiento simultáneo con varios medicamentos.
Aunque hay casos de fibromialgia que mejoran con la combinación de tratamiento
farmacológico y no farmacológico, los resultados que se obtienen en estos
pacientes son, en general, poco satisfactorios.
Jordi Fiter Aresté, reumatólogo. Hospital Universitario Son Dureta
Cecilia Calvo Pita, farmacéutica. Servicios Centrales ib-salut
El Comprimido nº 16, marzo de 2009
5
BIBLIOGRAFÍA
1 Carmona L, Ballina FJ, Gabriel R, Laffon A, EPISER Study Group. The burden of musculoskeletal
diseases in the general population of Spain: results from a nation-wide study. Ann Rheum Dis
2001;60:1040-5.
2 Wolfe F, Smythe HA, Yunus MB, et al. The American College of Rheumatology 1990 criteria for the
classification of fibromyalgia: report of the Multicentre Criteria Committee. Arthritis Rheum 1990;33:160-
72.
3 Abeles AM, Pillinger MH, Solitar BM, Abeles M. Narrative review: the pathophysiology of fibromyalgia.
Ann Intern Med 2007;146:726-34.
4 Goldenberg DL, Burckhardt C, Crofford L. Management of fibromyalgia syndrome. JAMA
2004;292:2388-95.
5 Rivera J et al. Documento de consenso de la Sociedad Española de Reumatología sobre la fibromialgia.
Reumatol Clin 2006;2 Supl 1:S55-66.
6 Carville SF, Arendt-Nielsen S, Bliddal H, Blotman F, Branco JC, et al. EULAR evidence-based
recommendations for the management of fibromyalgia syndrome. Ann Rheum Dis 2008;67:536-41.
7 Alegre C, Pereda CA, Nishishinya B, Rivera J. Revisión sistemática de las intervenciones farmacológicas
en la fibromialgia. Med Clin 2005;125:784-7.
8 Abeles M, Solitar BM, Pillinger MH, Abeles AM. Update on fibromyalgia therapy. Am J Med
2008;121:555-61.
9 Russell IJ, Kamin M, Bennett RM, Schnitzer TJ, Green JA et al. Efficacy of tramadol in treatment of pain
in fibromyalgia. J Clin Rheumatol 2000;6:250-7.
10 Bennett RM, Kamin M, Karim R, Rosenthal N. Tramadol and acetaminophen combination tablets in the
treatment of fibromyalgia pain: a double-blind randomized, placebo controlled study. Am J Med 2003;
114: 537-45.
11 Arnold LM, Goldenberg DL, Stanford SB, Lalonde JK, Sandhu HS et al. Gabapentin in the treatment of
fibromyalgia: a randomized, double-blind, placebo-controlled, multicenter trial. Arthritis Rheum
2007;56:1336-44.
12 Crofford LJ, Rowbotham MC, Mease PJ, Russell IJ, Dworkin RH et al. Pregabalin for the treatment of
fibromyalgia syndrome: results of a randomized, double-blind, placebo-controlled trail. Arthritis Rheum
2005;52:1264-73.
13 Mease PJ, Russell IJ, Arnold LM, Florian H, Young JP Jr et al. A randomized, double-blind, placebocontrolled,
phase III trial of pregabalin in the treatment of patients with fibromyalgia. J Rheumatol
2008;35:502-14.
14 Arnold LM, Russell IJ, Diri EW, Duan WR, Young JP Jr et al. A 14-week, randomized, double-blinded,
placebo-controlled monotherapy trial of pregabalin in patients with fibromyalgia. J Pain 2008;9:792-805.
15 Crofford LJ, Mease PJ, Simpson SL, Young Jr JP, Martin SA et al. Fibromyalgia relapse evaluation and
efficacy for durability of meaningful relief (FREEDOM): a 6 month, double-blind, placebo-controlled trial
with pregabalin. Pain 2008;136:419-31.
16 Perrot S, Javier RM, Marty M, Le Jeunne C, Laroche F, and the CEDR. Is there any evidence to support
the use of anti-depressants in painful rheumatological conditions? Systematic review of pharmacological
and clinical studies. Rheumatology 2008;47:1117-23.
17 Üçeyler N, Häuser W, Sommer C. Systematic review on the effectiveness of treatment with
Antidepressants in fibromyalgia syndrome. Arthritis Rheum 2008;59:1279-98.
18 Arnold LM, Lu Y, Crofford LJ, Wohlreich M, Detke MJ et al. A double-blind, multicenter trial comparing
duloxetine to placebo in the the treatment of patients with fibromyalgia with or without major depressive
disorder. Arthritis Rheum 2004;50:2974-84.
19 Arnold LM, Rosen A, Pritchett YL, D’Souza DN, Goldstein DJ, et al. A randomized, double-blind,
placebo-controlled trial of duloxetine in the treatment of women with fibromyalgia with or without major
depressive disorder. Pain 2005;119:5-15.
20 Russell IJ, Mease PJ, Smith TR, Kajdasz DK, Wolhreich MM et al. Efficacy and safety of duloxetine for
treatment of fibromyalgia in patients with o without major depressive disorder: results form a 6-month,
randomized, double-blind, placebo-controlled, fixed-dose trial. Pain 2008;136:432-44.
21 European Medicines Agency. Questions and answers on recommendation for the refusal of a change to
the marketing authorisation for Cymbalta/Xeristar. London, October 2008. Doc. Ref.
EMEA/551181/2008. En: www.emea.europa.eu/pdfs/human/opinion/Cymbalta_55118108en.pdf
(consultado el 10/11/2008).
22 Tofferi JK, Jackson JL, O'Malley PG. Treatment of fibromyalgia with cyclobenzaprine: A meta-analysis.
Arthritis Rheum 2004;51:9-13.

Entradas populares

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.